La obediencia y las crisis...

   Educados para la obediencia se atrofia nuestra capacidad para leer acertadamente "la realidad en la que estamos inmersos - hacia la que nos han llevado sistemáticamente y a la que nos siguen arrastrando quienes manejan los hilos sutiles del ORDEN ESTABLECIDO - porque, ¿Qué es la obediencia? ¿Acaso una respuesta condicionada, preestablecida, mecánica?...
   Si uno es obediente , algo de la realidad se está perdiendo
o dejando de construir una mejor, suponiendo que aplicamos nuestras facultades creadoras - propiamente dichas - y las pasamos por el tamiz de la razón, como PRESERVADORAS DE LA VIDA, previo requisito como el más elevado y noble. Pero si no se encaja en el molde de lo que se tiene por normal/real también se está perdiendo mucho de lo cotidiano y de aquello por construir que sea VERDADERAMENTE preservador de la vida para las generaciones futuras. Sumidos en la inmediatez creyendo que los problemas se solucionan por la vía mágica, sin aplicarse y abandonados al vaivén de las olas, pero contrariando las leyes profundas de la vida, sumidos en medio de una violencia generalizada y reprimidos, constantemente amenazados, por el terror, no solo de los que están al margen de la ley sino de quienes tienen el derecho y la libertad de ejercer la violencia del sistema - Las Fuerzas del Orden del estado - la mansedumbre de dicha obediencia es la que verdaderamente agudiza el problema. ES NUESTRA SUPERVIVENCIA la que se está yendo al traste por ESO que se tiene por virtud: LA OBEDIENCIA...

   Estamos en un mundo en crisis: La crisis energética y de crisis ambiental, por solo citar las dos principales...Ya en lo individual nos encontramos, tarde o temprano, con nuestra falta de previsión...

   Obedeciendo ciegamente, respondiendo automática y sumisamente, como se espera que respondamos de manera simple y llana somos incapaces de hacer una lectura a corto, mediano y largo plazo. Y tomar los correctivos pertinentes...Y sí, aquí recurro a mi crisis individual, pero - por momentos - extrapolando esta crisis muy personal al marco universal y "la solución - tanto individual como mundial - pasa por el juntar esfuerzos, estrechar las manos y actuar coherentemente. La solución pasa por el consenso, por la unión, por lo grupal..."...Y mientras son peras o son manzanas aquí voy a seguir escuchando hablar de inclusión, responsabilidad social y las promesas de progreso de políticos, curas y pastores. Optimistas todos, eso sí. Y yo un poquito, para que no me digan orejón, mientras sonrío para mis adentros con esta cara de limón...

   No solo venimos al mundo con "un condicionamiento genético" sino que ya inmersos en eso que llamamos cultura nos vemos abocados a obedecer para no ser "satanizados"...¡Como si todo estuviese perdido al estar fuera del rebaño! ☺

   Y no, no estoy haciendo una apología de la desobediencia. Acostumbrados y condicionados a creer que quien no es mi amigo es mi enemigo, que aquel que no se deja arrear en todo momento es una rueda que hay que soltar o porque no cree en "los dogmas de la religión organizada" es enemigo de Dios - COMO SI LA RELIGIÓN FUERA DIOS MISMO - damos por un hecho que el mundo es blanco o negro y nos olvidamos de la escala de los grises, de "el camino del justo medio que PREDICAN  y practican los budistas", o la vía del "netti-netti de los brahmanes que quiere decir ni de aquí ni de allá, NO POLARIZARSE"...Y esto último ya es pedir mucho, tal parece.

...Si la realidad es "un constructo social" nuestro concepto de "individuo y sociedad desde siempre han sido insuficientes"...Quedan en entredicho, es decir, ¿Como individuos somos libres de qué, quién, quiénes o para qué?...Y lo de "sociedad como agrupación de individuos libres", por verse. Una cosa es estar amontonados y otra verdaderamente "asociados, en sociedad, en el ejercicio pleno de la libertad para aunarse, unirse, juntarse para un bien común. Vivimos amontonados en la casi absoluta ausencia de lo comunitario, de lo colectivo como patrimonio de todos...LO que llamamos colectivo ya se lo siguen repartiendo o regalando a las multinacionales extranjeras las alimañas de siempre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario