Ochocientos científicos sí lo exigieron. Lo hicieron(1) por primera vez hace más de una década, y lo han ido actualizando